Google Stadia: el futuro de los videojuegos

google stadia el futuro de los videojuegosGoogle se mete en el juego de streaming. La compañía descubrió el día de hoy Stadia, la evolución de sus sacrificios para hacer que los juegos digitales a pedido sean fiables y viables. Va a estar libre este año en los EE. UU., Canadá, el R. Unido y Europa. Google dejó caer la nueva a lo largo de una exhibición de una hora en la Conferencia de Desarrolladores de Juegos en la ciudad de San Francisco.

Los planes de Google para su servicio de transmisión hacen que las promesas de “Netflix para juegos” de la industria cobren vida. Idealmente, dejará que la gente juegue cualquier juego en cualquier dispositivo conectado: piense en Devil May Cry 5 en su iPhone, Dead Cells en su TV inteligente o bien Apex Legends en una Mac. Stadia va a poder trasmitir juegos en 4K, 60FPS y color HDR en el lanzamiento, mas con el tiempo aceptará hasta 8K.

Cada día nos sorprenden más con este tipo de noticias, el otro día era el carrito automático de amazon y hoy esto.

¿Necesitaremos más velocidad de internet?

Más conexión significa más consumismo, y Stadia dejará a los desarrolladores vender sus juegos de nuevas formas, aun de manera directa a través de YouTube y Twitch en vivo. Por servirnos de un ejemplo, cargue un tráiler de Assassin’s Creed: Odyssey en YouTube y, al final, haga click en el botón “Jugar” y el juego se va a cargar en solo 5 segundos en su navegador Google Chrome, listo para jugar. Eso es todo cuanto va a tomar.

La función Crowd Play de Stadia deja que las personas que miran una transmisión en vivo de YouTube se pongan en fila y se unan a ese juego de streamer. Mientras, State Share le deja a la gente mandar links a secciones concretas de un juego, y sus amigos pueden sencillamente hacer click y jugar desde allá en el navegador Google Chrome.

Google se ha estado preparando para su incursión en los juegos para videoconsolas a lo largo de años, contratando a un puñado de ejecutivos de alto perfil, incluyendo los viejos estudios de Sony y el jefe de Xbox Phil Harrison , y la soñadora de Assassin’s Creed, Jade Raymond . Raymond es oficialmente el jefe de Stadia Games and Entertainment, el nuevo brazo de desarrollo de juegos de Google.

The Big G asimismo ha estado probando su habilidad de transmisión. La prueba beta de Project Stream empezó el año pasado, dejando a ciertas personas jugar Assassin’s Creed: Odyssey , un nuevo juego AAA en expansión, a través del navegador Google Chrome. Lo probamos y hallamos que funcionó bien , ejecutando el nuevo y muy elegante título de Ubisoft en una Macbook Air 2015.

Google no es el único gigante tecnológico que efectúa movimientos en el espacio de transmisión de juegos. Microsoft ya tiene el servicio de subscripción de Xbox Game Pass y, conforme se notifica, está edificando una consola centrada en la transmisión que se anunciará pronto (el E3 está a la vuelta de el rincón, tras todo), al paso que Geforce Now de NVIDIA ha ofrecido un juego sin inconvenientes a lo largo de ciertos años en beta PS Now asimismo es una cosa, si bien prosigue siendo bastante poco fiable día tras día. Esos son solo 2 contendientes potenciales para Google, mas puede estar seguro de que hay más que avizoran detrás.

Google tiene una ventaja sobre ciertas empresas con su robusta red en la nube que incluye más de 7,500 nodos situados en el mundo entero. Compañías líderes en motores de juegos, incluyendo Unreal y Unity, y estudios como Doom creator id Software, asimismo se asocian con Google en Stadia.

Hay una buena posibilidad de que recordemos el anuncio de Google Stadia como un instante histórico en los juegos. De un solo golpe, Google presentó sus planes para un ambicioso servicio de transmisión de juegos que va mucho alén de lo que hemos visto ya antes. Stadia promete una potencia gráfica inigualable, acceso prácticamente instantáneo y la capacidad de jugar los últimos títulos en prácticamente cualquier pantalla. Conforme avanzaba el anuncio de Google, el futuro se enfocaba: un planeta donde no existía la frustración de las consolas modernas y los juegos fluían tan de manera libre como el agua.

¿Qué precio tendrá Google Stadia?

Evidentemente, aún quedan muchas preguntas. No sabemos cuánto va a costar Stadia o bien qué tan bien se desempeñará con millones de jugadores que atacan los servidores de Google (la versión beta de Project Stream era sólida, cuando menos). Mas tras muchos principios en el juego, Stadia se siente como el movimiento valiente que podría hacer que despegue. Esto puede parecer sorprendente, procedente de una compañía que no ha tenido mucha experiencia con los juegos. Mas históricamente muchos de los cambios más grandes en la industria procedieron de los recién llegados: los CD probados de Sony fueron una actualización viable para los cartuchos con la PS, y Microsoft mostró la relevancia de un servicio online sólido con Xbox Live. Cada una de esas compañías aprovechó su experiencia para mudar el panorama de los juegos, con lo que tiene sentido que Google sea la única que deba ver con la transmisión. Requiere una entendimiento profunda de Internet y experiencia en la entrega de servicios complejos a una extensa pluralidad de dispositivos.

A lo largo de años, los juegos de transmisión por Internet han semejado un sueño imposible. OnLive hizo un enorme revuelo hace una década, solo para quemarse unos años después (Sony recogió sus restos de patentes ). Gaikai era un contendiente directo, que Sony adquirió y empleó su tecnología para edificar PS Now y Remote Play. Más últimamente, hemos visto de qué manera a NVIDIA le agrada probar GeForce Now, un servicio sólido mas que siempre y en todo momento ha estado en beta. Asimismo hay compañías más pequeñas como Blade y Parsec que tratan de dejar su marca. Microsoft, mientras, afirma que trabaja en su solución de transmisión de juegos, Project xCloud , que estamosEsperando más detalles sobre en E3.

Aunque todos estos servicios esencialmente hacen lo mismo (te dejan reproducir títulos que se ejecutan en servidores recónditos por medio de Internet), el alcance de Stadia se halla en un nivel absolutamente diferente. Google afirma que va a estar alimentado por servidores que ejecuten CPU adaptadas y GPU AMD con capacidad para 10.7 teraflops, a la par con la GTX 1080 Ti de NVIDIA. En comparación, la Xbox One X, la consola más poderosa en nuestros días, tiene 6 teraflops. La compañía asevera que Stadia aceptará hasta 4K HDR a 60 cuadros por segundo, algo que solo las computador para juegos pueden conseguir el día de hoy. Asimismo mira a 8K 120+ FPS en la línea, especificaciones que ningún juego acepta hoy día. Para lidiar con juegos más exigentes, Stadia va a poder emplear múltiples servidores y GPU sin inconvenientes. Y asimismo se fundamentará en SSD de clase de servidor, lo que quiere decir que sus juegos y niveles se van a cargar más veloz que cualquier consola.

Naturalmente, el poder en salvaje no significa mucho si tu juego está retrasado pues los servidores están lejísimos, mas Google afirma que va a tener 7.500 localizaciones de servidores en el mundo entero. No hemos visto estadísticas de servidor de servicios de transmisión precedentes, mas aun OnLive en su instante de mayor popularidad no podía incorporar centros de datos tan sencillamente como Google. Esa es asimismo una señal de que las compañías más pequeñas como Blade y Parsec van a tener contrariedades para competir.

Más información sobre google stadia

Google asimismo hace de su servicio una experiencia considerablemente más conectada a la página web que las consolas. Presiona un botón en el nuevo supervisor Stadia y de forma rápida empezarás a trasmitir tu experiencia en los juegos de YouTube. Otro botón le deja acceder a Google Assistant, que puede dirigirlo de manera automática a vídeos de YouTube para asistirlo a superar un nivel bastante difícil. Google afirma que Stadia asimismo va a conducir a partidas multijugador sin demoras, puesto que toda la dificultad de las redes ocurre en su nube. Y hay otra ventaja sorprendente: el servicio asimismo podría asistirnos a rememorar los días en que pasamos horas jugando a Goldeneye en sofás atestados. Muchos títulos modernos son demasiado exigentes para aceptar el modo perfecto multijugador cooperativo en un televisión, mas eso no es un inconveniente para el procesamiento en la nube de Stadia.

El supervisor Stadia es único en otro aspecto: se conecta a Internet por medio de WiFi, lo que le deja comunicarse de forma directa con el servidor. Esa es una forma inteligente de reducir el retraso de entrada, un inconveniente común con todos y cada uno de los servicios de transmisión de juegos hasta el instante. Previamente, presionaba un botón en un supervisor y pasaba por un dispositivo local y llegaba a un servidor; entonces verías el resultado cuando apareciese en tu pantalla.

Stadia semeja abordar la mayor parte de los inconvenientes inherentes a la transmisión de juegos, al unísono que ofrece esenciales ventajas sobre las consolas actuales. Con su gran huella de servidor y su potente hardware, Google afirma que vas a poder empezar un juego en menos de 5 segundos. No deberá preocuparse por descargar, instalar y actualizar nada. (No puedo contar la cantidad de veces que he tenido 30 minutos para reproducir algo y una enorme actualización me ha frustrado). Sus gráficos expandibles dejan escalar a la calidad que precises. Y, naturalmente, no hay una caja gigante con la que lidiar, todo cuanto precisa es una conexión a Internet y un dispositivo que ejecute Google Chrome. Como lo probó Google en GDC, va a poder proseguir sencillamente una sesión de reproducción única en múltiples dispositivos.

Tal vez lo más esencial es que Google semeja estar lanzando todo cuanto tiene tras Stadia, algo que no hemos visto con un servicio de transmisión de juegos desde PlayOn. Aun contrató a la veterana de la industria, Jade Raymond, para dirigir su primer estudio, Stadia Games and Entertainment. Con suerte, Stadia incitará a contendientes como NVIDIA y Microsoft a acentuar sus ofertas. Aunque todavía queda mucho en el aire, Stadia es la jugada más valiente que hemos visto hasta el momento para la próxima generación de juegos.